jueves, 16 de enero de 2014

El inicio...

¿Cuantos de nosotros nos hacemos una cuenta en algún sitio sólo para alguna estupidez? Un Facebook para hablar con unos cuantos amigos, una en servicios de archivos como Mega o MediaFire para tener un poco de almacenamiento, un Twitter para stalkear a famosos y demás gente de nuestro interés, una cuenta en un foro porque el post sólo era visible para usuarios.

Pues así tengo cuenta en casi cada sitio que se imagien, (excepto facebook, eso es el opio del pueblo) desde Twitch hasta SoundCloud. La mayoría la hice por esos motivos, por alpedismo, o por publicar algo (así hice mi Disqus, WordPress y mi Reddit). De esas las únicas que uso seguido son Taringa! (a pesar de los desmanes que sus desarroyadores han estado haciendo), YouTube (como dijeron los simpsons, MejorQueLaTelevisión.com) y Twitter (para stalkear algo a mis youtubers favoritos y gente que me interesa. Incluso la creé después de haber conocido a C418 en persona para mantener contacto).

pero, ¿Para qué carajos quiero un blogger, si ya cas nadie lo usa?. En los albores del interñé tenías tu página web, lugo tenías tu blog ó foro, luego tenías tu MySpace o MetroFlog, luego tu Facebook y Twitter, y más recientemente tu Instagram y tu Vine. Creo recordar que hice mi cuenta de Blogger para comentar en otro blog. Eso ya hace casi dos años. Pensaba que blogger sería otra de mis cuentas empolvadas que usaría rara vez (como la que tengo en iTunes, que desde que se me jodió mi iPod sólo la uso para bajarme una que otra canción).

Pensaba que la basura que se me ocurriera la postearía en Taringa, pero hacer un post sería alto crap (jerga taringuera), y el MI no me deja las herramientas para expresar todas las paridas que se me ocurren. Creo que por eso empiezo -y empezaré- a darle callo a este blog.

En fin, voy acabando, que se supone que estoy haciendo trbajo de Geometría Analítica.

Taluego~

No hay comentarios:

Publicar un comentario